Inicio
Inicio Ftbol Baloncesto Balonmano Ftbol Sala Ciclismo Voleibol Motor Atletismo Ms deportes
Sbado, 16 de Febrero de 2019 - 5:54      
Generar PDF
La alegra y el entendimiento

Contraportada, de José Luis Pineda (01-07-2014), 10:58


Recién producido el ascenso, mientras el equipo gritaba con rabia en los vestuarios un júbilo nunca antes visto, cuando todo el mundo tenía la sensibilidad a flor de piel y parecía que nos habíamos amado durante toda la vida, el presidente del Córdoba Club de Fútbol, Carlos González, dijo a este servidor que "seguro que esta alegría va a hacer que nos entendamos todos". Lo dijo, o al menos así me lo pareció a mí, con sinceridad. Incluso con emoción.

El Córdoba Club de Fútbol ha llegado a la primera división después de cuatro décadas de miserias y sólo por eso, el presidente, debería tener la más alta consideración en esta ciudad. Choca bastante el conflicto permanente en el que se encuentra envuelto, la cantidad de detractores que se ha ganado durante tres años en los que el éxito ha sido la nota más predominante. Es difícil que te quieran cuando las cosas van mal pero lo realmente complicado es que no te quieran cuando las cosas van bien. Ahora, con la primera servida en bandeja y teniendo por delante el reto más bonito e importante al que se ha enfrentado este club en su historia reciente, el presidente debería aferrarse a aquellas palabras pero sobre todo, debería ser consciente de que la alegría por sí sola no va a lograr el entendimiento. El entendimiento forma parte de todos y él tiene el bastón de mando. Para entenderse hay que escucharse, pero no solo como un cumplido o como una espera para la réplica, hay que escucharse de verdad, querer saber cuáles son las expectativas del otro, cuáles los motivos del otro, cuáles son sus sentimientos. Hay que conocer de verdad al otro y ejercer la empatía como un valor irrenunciable. Sólo así el camino, aunque en el corto plazo no seamos capaces de verlo, será más fructífero para todos.

La primera gran decisión después del anhelado ascenso, los precios de los abonos, ha venido envuelta en una gran polémica. Yo trato de predicar con el ejemplo de lo que hablo, trato de comprender el porqué de esa política. Entiendo que el club viene lastrado por una promesa que tal vez no fue muy efectiva -porque había mejores formas y tal vez menos condenatorias- de premiar a los abonados de segunda tras el ascenso, y que a partir de ahí elabora unos precios que puedan paliar de alguna manera ese receso. Así lo entiendo pero no porque haya podido escuchar a nadie del club explicándomelo, sino porque trato de buscar una razón y así, termino imaginándomelo. También entiendo a los que les parecen abusivos por comparación, porque ciertamente las hay que son insostenibles. Y luego hay cosas, como el tema del filial, el asunto de los niños, que por más que trato de buscar un motivo, de encontrar alguna argumentación, no consigo hacerlo porque se encuentran fuera de toda regla.

El caso es que al club, a su presidente, hay que exigirle, por lo menos humildemente pedirle, que vire de una vez en su política de "entendimiento". En su política de comunicación, él tiene que entenderse con los medios que están vendiendo su producto, parecería absurdo no hacerlo, entregarse sólo a uno, porque tenga más feeling o porque sea más mayoritario. Tiene que entenderse con todos, a pesar de la crítica, diría sobre todo a pesar de la crítica, porque no hay un síntoma de grandeza mayor que acabar entendiéndote con el que te critica. Como él mismo dijo aquel día, "aquí no hay buenos ni malos", y esa es una verdad universal, todos cometemos errores. La inteligencia está en saber reconocerlos, no esconderlos, aprender de ellos, avanzar con ellos. ¿Para qué enrocarse? ¿Para qué enconarse? ¿Para qué buscar guerras donde se pueden construir puentes? Pero más allá de la prensa, el club, su presidente, tiene que entenderse con su afición, tiene que hablar con ella, tiene que explicarle lo que hace y por qué lo hace, porque por más que no tenga la obligación legal de hacerlo, por más que la empresa privada que gestiona los designios del club del que es propietario, debe saber, como todos sabemos, que sí lo obliga una ley no escrita. Esa que dice que el club no le pertenece, porque nadie podrá nunca arrebatárselo a sus verdaderos dueños, que son aquellos que lo llevan dentro de su corazón.

En aquel momento en el que todo era negro y el fracaso había casi devorado el tercer proyecto, Carlos González hizo un amago de haber entendido todo esto con aquella idea de los compromisarios. Luego llegaron las ya inesperadas mieles del play off y, ciertamente, no era el momento de ejecutar aquello. Pero ahora hay tiempo, esa voluntad no puede caer en saco roto, no puede quedar registrado en el tiempo como un simple postureo para salir del paso, tiene que ser un punto de partida para un horizonte nuevo. El presidente debería entender que los compromisarios probablemente no le aprobarían esta política de abonos, o al menos no en su totalidad, a buen seguro matizarían, a buen seguro le propondrían ideas que luego él será libre de utilizar o no. Es buena cosa escuchar a los aficionados, es imprescindible, yo diría, y seguro que hay formas más elegantes y desde luego, más efectivas, que adelantar las noticias en la prensa para ver lo que se cuece en la opinión.

Todos necesitaban esta alegría pero ahora todos necesitan el entendimiento. El club, la prensa, los aficionados. La experiencia de volver a primera es demasiado bonita para que la ensucien las viejas guerras, los viejos hábitos, esos comportamientos que huelen rancio y que visten mal. Es el momento de que todos se pongan frente a frente, se sacudan los hombros, se ajusten la solapas y se estrechen las manos como hombres.

Es el momento de escucharse. De mirarse a la cara con sinceridad y abonar la tierra para que esta alegría tan inmensa, que se esperaba desde hacía tanto tiempo, traiga el entendimiento para todos.

Twitter: @jlpinedar



Comentarios:
Otras publicaciones de de José Luis Pineda:
- Algo no funciona aqu (22-10-2014)
- El parn (15-10-2014)
- Fuori i coglioni (06-10-2014)
- Ganar sabiendo no perder (01-10-2014)
- Diferencias (22-09-2014)
- Xisco: El gran problema (20-09-2014)
- Fichajes (09-07-2014)
- La noche que Crdoba no durmi (24-06-2014)
- El quite del perdn (20-06-2014)
- Lo desconocido (16-06-2014)


 
La cancha, de David Jurado
Histrico, real, pero malo
José Luis Pineda Contraportada, de José Luis Pineda
Algo no funciona aqu
Firma invitada, de Rafa Barroso
Zona Handball
Subirse a la ola buena
"Quines somos?... Con el Corazn",
de Ignacio Cid
2007 Cordobadeporte, Comunicacin y Eventos, S.L. Aviso legal. Poltica de privacidad Powered by Compostudio

Puede comprar cialis generico online sin receta medica en farmacia en linea en Espana