Inicio
Inicio Ftbol Baloncesto Balonmano Ftbol Sala Ciclismo Voleibol Motor Atletismo Ms deportes
Viernes, 26 de Abril de 2019 - 6:02      
Generar PDF
El quite del perdn

Contraportada, de José Luis Pineda (20-06-2014), 11:58

Después de haber metido un buen petardo, los toreros siempre tienen la oportunidad de redimirse antes de que el último toro haya pasado. Les basta con echarse su capote al hombro e irse hasta los medios y con esa lentitud, simpleza y elegancia que vive intrínseca en el alma del artista. Pega dos verónicas, una media, quizá menos, recoge su capote y se vuelve arrastrándolo en un instante eterno en el que ya se olvida y se perdona todo lo malo que hubiera acontecido.

Señor Albert Ferrer, yo siempre quise ser torero, y ahora, bien me hubiera valido tener ese capote con duende que pone alegría encima de las penas. Pero me quedé en esto, el único capote que tengo es  la palabra y también la honestidad. Por eso quiero dirigirme a usted con la sencillez y la humildad con que lo haría un torero, y decirle que yo fui uno de esos que en su momento no creyó, uno de los tantos que pensó que, sin ser su culpa, tardaría poco en convertirse en una víctima más de la precipitación de otros, que se quedaría en una de las curvas por las que el club andaba dando volantazos. Yo, señor Albert Ferrer, le critiqué esa ambición desmedida suya de querer mirar siempre para arriba porque al principio me pareció imprudente y al final llegó a parecerme hasta ridícula. Yo, señor Albert Ferrer me bajé del carro el día del Mirandés, cuando no fui capaz de encontrar ya nada más dónde agarrarme.

Por eso quiero venir aquí hoy, antes de que el último toro sea lidiado, para decirle que, independientemente de que esto acabe en gloria o en desgracia, usted merece todo mi respeto. Su trabajo, que yo no supe ver, su ambición, que yo no supe valorar, su discurso, que yo no quise interpretar, se merecen mi toda mi admiración, aunque haya tardado tanto en darme cuenta. Usted, señor Albert Ferrer, se merece algo más que el humilde arrepentimiento de este servidor, pero eso ya se lo ha ganado en el corazón de una afición cansada de esperar y a la que usted ha vuelto a despertar. Mi sombrero es para usted señor Ferrer.

Twitter: @jlpinedar

 



Comentarios:
Otras publicaciones de de José Luis Pineda:
- Algo no funciona aqu (22-10-2014)
- El parn (15-10-2014)
- Fuori i coglioni (06-10-2014)
- Ganar sabiendo no perder (01-10-2014)
- Diferencias (22-09-2014)
- Xisco: El gran problema (20-09-2014)
- Fichajes (09-07-2014)
- La alegra y el entendimiento (01-07-2014)
- La noche que Crdoba no durmi (24-06-2014)
- Lo desconocido (16-06-2014)


 
La cancha, de David Jurado
Histrico, real, pero malo
José Luis Pineda Contraportada, de José Luis Pineda
Algo no funciona aqu
Firma invitada, de Rafa Barroso
Zona Handball
Subirse a la ola buena
"Quines somos?... Con el Corazn",
de Ignacio Cid
2007 Cordobadeporte, Comunicacin y Eventos, S.L. Aviso legal. Poltica de privacidad Powered by Compostudio

Puede comprar cialis generico online sin receta medica en farmacia en linea en Espana